Escrito por Pedro Trapiello y publicado el 3 de Agosto de 2019 en Diario de León

Pese a no estar exaltado como debiera en este parnasillo provincial de las artes plásticas, no creo que haya un pintor leonés que coleccione más miradas y ojos plantados en su obra [que Manuel Sierra]; y no solo por la profusión de murales de calle que perpetúa su trabajo en diferentes ciudades o pueblos, murales con lírica de combate y apasionados gritos por la justicia social, la naturaleza, la humanidad… sino por su profusa firma en los campos de la ilustración, del óleo, del acrílico, del grabado, de la cuartilla al toldo, del cartelismo al diseño, del estallido del color al negrismo en tinta… sin especiales desviaciones de su estilo plástico y del mandato que le sale de las tripas: que se entienda claro el mensaje y que emocione el contarlo; lo llamaremos «la idea pintada».

Leer la reseña completa