Escrito por Marcelino Cuevas y publicado el 11 de Abril de 2018 en Diario de León

Germán Aracil es alicantino, pero su manera de pintar le hace ciudadano del mundo. Sus obras han cruzado los océanos y figuran en colecciones de los cinco continentes.

Aracil es un virtuoso que emplea las virtudes de su arte para contar historias de luces y sombras, miradas y colores, del correr el tiempo en el enigmático rincón de un dormitorio. Una delicia para el espectador.

Leer reseña completa