Escrito por Marcelino Cuevas y publicado el 25 de Octubre de 2017 en Diario de León

Las pinturas de José Olivé, viajero impenitente, figuran entre las obras maestras de los grandes de la acuarela. El artista está enamorado de la luz y busca sus efectos en cada paisaje que representa.

José Olivé ha traído este año a la galería de arte Bernesga una serie importante de motivos leoneses. Entre ellos, naturalmente, los alrededores de la Plaza Mayor, que conoce a la perfección.

Olivé pinta con sentimiento y con enorme facilidad, no en vano su carrera comenzó cuando apenas era un niño emulando a su padre, el gran acuarelista Ceferino Olivé.

Leer la reseña completa